viernes, 7 de marzo de 2008

Insolito poeta, Anacreonte


BIOGRAFIA Y DATOS CURIOSOS
La poesia es la fuga del alma (Abel Desestress)

Anacreonte es el prototipo de poeta libertino y aficionado a la “mala vida”. La definición de “mala vida” no ha cambiado mucho con los siglos: bebedor, amante de fiestas y placeres carnales, poco amigo de las normas y los convencionalismos... en fin, todo el repertorio. Sin embargo, lo poco que conocemos de su obra nos permite considerarle como uno de los primeros y más importantes poetas de la antigüedad clásica.
Nace en la ciudad de Teos, en Jonia, en torno al 560 a.d.C. Su juventud la vivió en la corte del Tirano Polícrates de Samos, trasladándose a vivir a la ciudad de Atenas a la muerte de su protector en el 522. a.d.C.
La mayor parte de sus poesías las compuso bajo los efectos del alcohol, sobre todo vino, del que se declaraba ferviente admirador. Por ello en su época fue conocido como el poeta del vino, los placeres y el amor.
Posteriormente se añadió a su larga lista de “perversiones”, la de llevar una vida disoluta, viciosa y pervertida, pero con seguridad esto se debió al cambio de valores de las sociedades cristianas.

Anacreonte fue muy admirado por la sociedad ateniense, destacando sin duda la opinión que sobre él tenía el gran filósofo Sócrates. Éste pensaba que Anacreonte era el más “sabio” de los hombres, en el sentido literal de esa palabra griega que significa “poeta”.

Sus obras más conocidas rebosan de amor por los detalles y por las cosas simples de la vida, aquellas que él consideraba esenciales: como su “oda a la golondrina”, “oda a la rosa”, “oda al amor” o la original “oda a la cigarra”.

2 comentarios:

Laurita Glam dijo...

todo un ejemplo a seguir... XD

mazda patricia dijo...

muchacho malo