domingo, 9 de marzo de 2008

Amenofis III, el Faraón Sol.


BIOGRAFIA Y DATOS CURIOSOS
El Faraón Amenofis III es sin duda alguna uno de los monarcas del egipcio antiguo más destacados, aunque su fama se ha visto eclipsada por la originalidad de su hijo Amenofis IV, también conocido como Akenatón, el Faraón hereje, o incluso por la fama de su nieto, el universal Tutankamón con su cámara de tesoros intacta.

Pero lo cierto es que en cuanto a realizaciones, estabilidad y prosperidad, pocos faraones del Imperio Medio hicieron tanto en tan poco tiempo. De hecho, el sobrenombre con el que fue conocido “Faraón Sol”, es una muestra del respeto y la aureola de dignidad y poder que emanaba su persona.

Amenofis III nació en el año 1381 a.d.C. siendo proclamado Faraón con tan solo 10 años tras la muerte de su padre.

Pronto, bien asesorado, comenzó a interesarse por las tareas de gobierno y por las obras arquitectónicas, apartado este último al que dedicó gran parte de su esfuerzo como soberano. De la mano del arquitecto real , Amenhotep, construyó o amplió el templo de Loxor, el de Karnak y el templo que albergaría su tumba, el llamado “templo del millón de años”, y que paradójicamente fue destruido completamente, salvo los conocido como “colosos de mennon”, los cuales representan al propio Faraón Amanofis III.

Durante su reinado, que duró desde el año 1391 hasta el 1353 a.d.C. Egipto pudo disfrutar de un periodo de prosperidad y estabilidad que le permitió reorganizarse de cara alos importantes acontecimientos que se avecinaban.

A su lado contó con la ayuda inestimable de su esposa, la reina Tiy, de origen humilde pero que gracias a su belleza e inteligencia supo ganarse un hueco entre los colaboradores del faraón, haciendo una inmensa tarea en la protección y desarrollo de todas las artes.