sábado, 16 de mayo de 2009

Greta Garbo

Greta Garbo (1905-1990) - cuyo apellido sueco era Gustafsson - trabajó como enjabonadora en una barberia de Estocolmo y como dependiente de una tienda antes de entrar como alumna en el Real Teatro Dramático en 1922. El director Mauritz Stiller, uno de los primeros grandes del cine sueco, la lanzó como actriz. Ambos fueron contratados por Hollywood, donde Garbo desempeñó su primer papel en 1926. Su éxito fue inmediato, teniendo como parejas a grandes artistas de cine de la época como, por ejemplo, John Gilbert.

Garbo fue una de las pocas estrellas del cine mudo que consiguió conservar su posición al llegar el cine sonoro. Su belleza y su voz ronca especial la convirtieron en uno de los grandes imanes de atracción del público de todos los tiempos para la industria cinematográfica. Actuó en catorce películas sonoras, entre las que cabe destacar La reina Cristina de Suecia, Ana Karenina, Margarita Gautier, Ninochka y Grand Hotel. Su última película, La mujer de las dos caras (1942) fue un fracaso y, a pesar de los numerosos intentos de persuasión realizados, nunca más volvió a los estudios de cine. Luego vivió durante casi cinco décadas una vida retirada, rodeada de rumores y de mística.