martes, 14 de abril de 2009

EN VENEZUELA; DECLARACION DE LUCHA POPULAR

Querido y apreciado pueblo de Venezuela.

Resguardado, protegiendo mi integridad física con el apoyo de todos los factores democráticos, he estado reflexionando sobre los últimos hechos acaecidos en el escenario político nacional, y expectante al observar la manera cómo el Gobierno y su mandamás Hugo Chávez, sin atenuantes de ningún tipo, nos conducen al establecimiento de un régimen totalitario y autocrático que, sin duda, ha cerrado todos los espacios democráticos.

Estamos frente a un Presidente que se ha propuesto controlar el funcionamiento del país y para ello ha contado con el apoyo silente de los poderes públicos, a quienes domina y dirige de la forma más obscena, así como lo han hecho los dictadores en el devenir de la historia.

El Gobierno pretende aplastarnos, no quiere que le disputen el poder, los que pensamos, y tenemos una visión distinta de país. Busca la rendición y el sometimiento sin condiciones, ni el suyo, ni el de los suyos. No quiere disidencia de ninguna naturaleza, ni que haya expectativa de alternabilidad, quiere que el país deseche la posibilidad de un gobierno diferente a su revolución. El poder no es disputable, no quiere opositores, quiere que el sistema de privilegios y cogollos revolucionarios sea hegemónico; conducido por un hegemón indiscutido.

“Resguardado, protegiendo mi integridad física con el apoyo de todos los factores democráticos, he estado reflexionando”La obsesión de perpetuarse en Miraflores ha llevado a Hugo Chávez a quitarse la careta de demócrata, que en estos años ha venido exhibiendo de una forma tajante y clara, establecer un gobierno autoritario y totalitario, en el cual ya no hay señales de vida democrática, sino que por el contrario se asemeja a los gobiernos dictatoriales de Fidel Castro en Cuba, Augusto Pinochet en Chile, Robert Mugabe en Zimbawe, de lo que fue Sadam Hussein en Irak , de Omar Al Bashir en Sudán, a quien por cierto la comunidad internacional acusa de genocida y aún así ha sido invitado por el gobierno venezolano a visitar nuestro país.

Lamentablemente Chávez se encamina a recorrer los mismos derroteros de estos personajes. Actuando con el silencio cómplice del Contralor y de la Fiscal General de la República, del Tribunal Supremo de Justicia, de la Defensoría del Pueblo, de la Asamblea Nacional, y de los privilegiados de la Fuerza Armada Nacional, es evidente que avanza hacia el establecimiento de un régimen en el cual el objetivo es liquidar a quienes se opongan a su proyecto personalista y totalitario.

Así como en las elecciones de alcaldes y gobernadores el Contralor Clodobaldo Russian, cual acción fascista, ejecutó las órdenes de Chávez al inhabilitar a más de 300 dirigentes de la oposición, como: Leopoldo López, Barreto Sira, William Méndez, Enrique Mendoza, David Uzcátegui, y Julio Castillo, entre otros, con el único propósito de facilitarle la encomienda al oficialismo, hoy la Fiscal General de la República, y los miembros del Tribunal Supremo de Justicia, no hacen nada diferente que no sea perseguir, encarcelar, liquidar con lista en mano a los posibles adversarios de su “jefe”.

Además de quitarles competencia a los estados y municipios, cercenando los alcances de la descentralización, hecho histórico que realmente fue, como señala la doctora Lolita Aniyar de Castro, la verdadera revolución del siglo XX.

“La obsesión de perpetuarse en Miraflores ha llevado a Hugo Chávez a quitarse la careta de demócrata”Hoy se acosa, hostiga y persigue a los periodistas y medios de comunicación como el caso de RCTV y la amenaza anunciada el día de ayer en contra de Globovisión, se quiere desproclamar a Pérez Vivas en el Táchira; liquidar a Antonio Ledezma en Caracas; abrirle un juicio a Capriles Radonski, y a Salas Feo; los permanentes atropellos a Emilio Grateron, a Gerardo Blyde, a Mirian do Nascimiento, Carlos Ocariz, Morel Rodríguez, Víctor Fuenmayor, se ha encarcelado al General Raúl Isais Baduell, se decreta la persecución y la cacería política de Eduardo Manuitt, y se pretende despojar la inmunidad parlamentaria a Wilmer Azuaje, y otros parlamentarios de destacada participación como Ismael García y Juan José Molina, y a nosotros se nos persigue con igual propósito, así como a miles de venezolano que están en las cárceles y en el exilio.

El objetivo es claro y preciso: hay que acabar con la disidencia, no importa cuál sea el método. Ya instaurada la dictadura, el plan debe continuar y para ello el Contralor, la Fiscal, el TSJ, los privilegiados de la Fuerza Armada y los órganos de seguridad, todos juntos deben actuar y cumplir cada uno su tarea.

Mientras esto ocurre, Chávez, se esconde. Se fue de viaje para “desvincularse” de algunos de estos episodios. Es su característica. Quienes le conocen saben cómo fue su actuación del 4 de febrero de 1992 cuando, rompiendo con lo establecido, no dio la cara en el combate y dejó a la deriva a sus compañeros. Igual en los sucesos de abril de 2002 cuando en ambos movimientos sedujo a sus compañeros para lograr su apoyo, y ahora los persigue.

Mientras recorría el mundo la semana pasada, derrochando el dinero de los venezolanos, igualmente controló la decisión monstruosa de sentenciar a los comisarios Forero, Simonovis, Vivas y a los seis policías, en una de las mayores aberraciones jurídicas que hayamos conocido porque se les impuso 30 años de condena a quienes nunca se les probó vinculación alguna con esas muertes. Al igual que al comisario José Sánchez “Mazuco” quien está preso violándole todos sus derechos constitucionales. Pero la orden era mostrar un trofeo para complacer al Comandante, a pesar de que los abogados defensores, de manera reiterada, desmontaron la inocencia de sus defendidos.

Y uno se pregunta. ¿Dónde está la justicia para los pistoleros de Puente Llaguno?. Lamentablemente debemos admitir que mientras se vistan de rojo, griten consignas de alabanzas al inquilino de Miraflores, nada les pasará. Estos pistoleros andan libres y hasta rango de héroes populares han alcanzado. Quienes adversamos al Gobierno, estamos condenados anticipadamente por el régimen.

“Chávez, se esconde. Se fue de viaje para “desvincularse” de algunos de estos episodios.”Este es el único país del mundo cuyo régimen se dice llamar democrático, donde un Presidente escoge a quién debe enjuiciarse, mientras a su entorno, hoy enriquecido de la forma más burda, ni la Fiscalía ni la Contraloría, ni la Asamblea Nacional son capaces de investigar las graves denuncias que se han realizado, o el caso de los señalamientos por corrupción en contra de Gian Carlo Di Martino, quien debería estar preso por la evidente sustracción de fondos y por los innumerable delitos que cometió en su función de Alcalde de Maracaibo.

Sin querer ser yo sólo la víctima, Chávez y sus conmilitones han dicho de todo. Al verse derrotado, una y otra vez en el Zulia, no tuvo otro camino que iniciar un juicio totalmente confiscado por sus intereses y sus deseos de venganza. Él solo actúa protegido por una justicia amañada y arrodillada, inmoral y corrupta a quienes ordenó el 12 de octubre del 2008 desde la Plaza de Toros de Maracaibo que había que encarcelarme.

Hugo Chávez, usando toda la estructura del estado, ha dicho que Manuel Rosales tiene cuentas y propiedades en Inglaterra, España, Estados Unidos, por citar solo algunos de los países que él y sus borregos señalan en mi contra. Asimismo, que poseo 13 fincas en el Zulia.

Y una mentira repetida mil veces, a pesar de lo que decía Goebels, sigue siendo una mentira. Yo reto a Chávez a que demuestre si Manuel Rosales posee propiedades en otro país.

Asimismo, en cuanto al número de fincas y tierras que inventaron como de mi supuesta propiedad. Todo es un montaje falso, político y judicialmente urdido por el contralor General de la República y avalado por la Fiscalía General de la República, quienes recibiendo órdenes de Chávez, no acepten mis argumentos y pruebas que desmonten su falsa versión y distorsionan la ley, y en consecuencia la negativa de presentar las pruebas y recaudos financieros que sustentan mi verdadera actividad agropecuaria, que vengo desarrollando desde mediados de los años 70 en Santa Bárbara del Zulia, mi tierra natal.

Los falsos señalamientos que se me hace es la de una diferencia de 147 mil Bs.F producto de mi actividad agropecuaria, en la verificación patrimonial entre los años 2002 y 2004, la cual está sustentada en mi declaración de Impuesto Sobre la Renta y en los asientos contables, sin embargo, esta evidencia tan contundente, la ignoran deliberadamente para poder justificar un amañado proceso penal en mi contra, como también ignoran los pagos por mi realizados.

“Yo reto a Chávez a que demuestre si Manuel Rosales posee propiedades en otro país.”Me pregunto: ¿Quién puede entender que si los ingresos señalados por la Fiscalía los declaré al SENIAT, y pagué los impuestos de dichos ingresos, ahora cómo el mismo Gobierno lo desconoce?

Y como si nada de esto fuese suficiente, el 23 de marzo, en un acuerdo por debajo de la mesa y reafirmando la corrupción que impera en la justicia, el TSJ, en tiempo récord, radicó el juicio a Caracas, pero como ninguna trampa es perfecta, descubrimos que mientras nuestros abogados presentaban dos escritos para impedir la radicación, uno a las 9.30 am y otro a las 2.30 pm, siendo respondidos a las 4.30 pm con la negativa de la petición, ya a las 12.30 pm había llegado a la Fiscalía de Maracaibo el fax informando sobre la medida tomada.

A pesar de estas circunstancias estamos a derecho para desmotar el linchamiento político del cual soy víctima. Y lo hacemos consciente que Hugo Chávez no perdona que el Zulia, de manera reiterada, lo haya derrotado y por eso dio la orden a los poderes públicos de liquidar como fuere a Manuel Rosales. Si no ha podido con los votos, lo intenta de la forma más cobarde apoyándose en su aparato judicial absolutamente comprometido con él.

Chávez quiere eliminarme como el rostro de la oposición que se puso a derecho, que condujo la oposición a la condición participativa y democrática. Somos además, el rostro del estado Zulia de un estado rebelde, que en los 10 años de su mandato, ha rechazado plegarse al “proceso personalista, caudillista, y militarista”. Quiere liquidarme y lincharme política y personalmente para someter por la fuerza al estado Zulia, lo que nunca ha podido hacer electoralmente. Nunca lo podrá hacer por la vía de las elecciones y tiene la intención de someterla, de dominarla, utilizando todos los poderes del Estado. Lo que no será posible porque ahora al frente esta el gobernador Pablo Pérez, y la inmensa cantidad de líderes de los sectores del Estado y un pueblo digno que ni se compra, ni se vende. Para él no hay diálogo, ni reconocimiento del adversario político, quiere deslegitimar a la oposición nacional e internacional, aniquilar y criminalizar a quienes tenemos ideas distintas al Castrocomunismo. Chávez quiere tomar al Zulia y aplasta al país degradando al sector democrático, en lo político, económico, social, y moral.

Se equivoca, seguimos en la lucha y en la ruta democrática, enfrentando el despojo de poder y competencia que se le hace a los gobernadores y alcaldes, pero fundamentalmente seguimos en la lucha por lo valores y los derechos de los ciudadanos, seguimos en la lucha por la justicia social, seguimos en la lucha para que nuestra riqueza no siga siendo regalada y despilfarrada, seguimos en la lucha por nuestro pueblo que sufre y flota en un inmenso mar de mentiras, y ofrecimientos que nunca llegan. Seguimos en la lucha para salir del gobierno más corrupto de la historia de Venezuela, que ha administrado más de 900.000 millones de dólares y poco o nada ha recibido el pueblo.

He meditado mucho y puesto el oído en la tierra para escuchar la voz del pueblo y mi decisión será la que dicte mi conciencia y la voz de Dios que es la voz del pueblo. Seguimos en la lucha hoy más que nunca y enfrentaremos inteligentemente la cacería y el linchamiento que Chávez ha ordenado en mi contra.

He meditado mucho y puesto el oído en la tierra para escuchar la voz del pueblo y mi decisión será la que dicte mi conciencia y la voz de Dios que es la voz del pueblo.

Hoy mas que nunca necesitamos un movimiento de resistencia civil y democrática, que no arree la bandera, ni tuerza la fe, ni caiga en el derrotismo, vale hoy parafrasear a Rómulo Betancourt, padre de la democracia latinoamericana, durante la dictadura, cuando en carta a J. Blanco el 05-08-49 dijo: “Y la verdad es que nosotros no podemos pensar, en estos momentos precisos, en organizar una acción violenta que venga de los cuarteles a la calle, porque la inmensa mayoría de los oficiales afectos a las ideas democráticas han sido dados de baja, o no tienen mando de tropas, o están en la cárcel o el destierro, o traicionados por el tirano. Si no es posible organizar una acción de este tipo,(…), no nos queda como posible sino la acción popular de masas, constante, valiente, perseverante. Esa acción debe ser conducida hacia una encrucijada en que ya no sea tolerable por el país la existencia de un régimen de usurpación, y la cólera popular se exprese en forma tan avasallante que ya no puedan detenerla las bayonetas. Por acciones populares de esa índole cayeron Machado en Cuba; Ibáñez en Chile; Villarroel en Bolivia, y otros más de los muchos tiranos que ha padecido nuestra América”.

Por nuestra raíces, por nuestra historia, por nuestro futuro. Yo convoco al pueblo de Venezuela a ocupar su puesto de lucha.

Es auténtico,

Manuel Rosales Guerrero
Presidente de Un Nuevo Tiempo
Ex Candidato presidencial.
Maracaibo 14 de abril de 2009